viernes, 20 de agosto de 2010

Asamblea rechazó declarar emergencia por inseguridad

La aplanadora roja volvió a imponerse ayer en la sesión extraordinaria de la Asamblea.
La propuesta presentada por el PPT, el diputado Wilmer Iglesias pidió a la plenaria incluir en la agenda un exhorto al Presidente para que éste, en uso de sus atribuciones constitucionales, decretara la emergencia en materia de inseguridad.
"Es necesario que despojado de intereses partidistas el Ejecutivo pueda convocar a todos los sectores para una discusión seria sobre la inseguridad y sus soluciones".
La petición ni siquiera fue sometida a consideración de los parlamentarios. La segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Marelis Pérez (quien dirigió el inicio de la reunión), recomendó a Iglesias que presentara su petición directamente a la directiva.
El orden del día presentado ayer por Secretaría incluía la aprobación de nuevos créditos adicionales, la segunda discusión de la reforma de la Ley de Bancos, y la lectura definitiva de la Ley de Drogas, entre otros aspectos, pero nada sobre inseguridad.

De hecho, la reforma de la Ley Penal para el Desarme y Control de Municiones y Explosivos no figuraba en la agenda parlamentaria desde enero, cuando se aprobó en primera discusión, pero ayer el presidente de la Comisión de Seguridad y Defensa, Juan José Mendoza, consignó su informe para segunda discusión y solicitó a la directiva que lo incluyera para el debate cuando lo considerara pertinente.

Mendoza destacó los esfuerzos del Ejecutivo y el Legislativo para controlar la circulación de armas ilegales, que según datos de la Comisión se ubican entre 8 millones y 10 millones: "Cuando llegamos al gobierno existían 4.000 armerías autorizadas para importar armamento y otorgar portes. Hoy el gobierno ha reducido en 97% las autorizaciones para la comercialización de armas".

Destacó que la propuesta de ley impone pena de cárcel de hasta 11 años por porte ilícito de armas, establece una fase de registro de todo el armamento en manos de civiles y limita la cantidad de municiones para los particulares. Dijo desconocer cuándo será incluida en la agenda legislativa: "Puede ser para una sesión extraordinaria o para septiembre, eso no está definido de momento".

"Lo que hoy vivimos y que me achacan es producto de lo que se sembró en la cuarta república", repitió ayer el presidente Hugo Chávez al referirse al tema de la inseguridad, durante una reunión en Miraflores.

Calculó que en unos 20 años este flagelo no existirá en el país. "No puede haber un niño sin escuela, sin alimentación y sin atención médica. En la medida que lo vayamos logrando estaremos garantizando la generación de los próximos 10 o 20 años. Ya no habrá delincuencia juvenil salvo en casos excepcionales", dijo.

En opinión de Chávez, los niños nacidos entre los años 1985 y 1990 nunca tuvieron patria, padres, madres ni maestros, sino tragedia: "Esos niños hoy tienen 25 años y la mayoría de los que están presos, hoy, son de esa edad, vinieron de esos años".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada