domingo, 27 de junio de 2010

Plática con José Albornoz



José Albornoz Urbano es diputado a la Asamblea Nacional de Venezuela por el Estado Guárico y secretario general del partido Patria Para Todos (PPT). Fue vicepresidente de la Asamblea Nacional. Fue relevado de este cargo por la mayoría chavista cuando el PPT aceptó la incorporación del gobernador de Lara, Henri Falcón, quien recién había renunciado al partido PSUV

Hace dos años entrevisté a dos personajes de la izquierda venezolana, Rafael Uzcátegui, del PPT, y el general Alberto Muller Rojas, del PSUV. Luego escribí que los dos se iban a separar de Chávez; y que iba a ser la izquierda que al final saque del poder a Chávez, no la derecha. Ambos no estaban de acuerdo. Pero bueno, en 2010, Muller Rojas renunció al PSUV y el PPT rompió con Chávez. Falta comprobar la segunda parte de mi tesis. Pero primero, ¿me puede identificar el punto de quiebre?

Hay varios. El vaso estuvo acumulando muchas gotas antes de desbordar. La primera diferencia de fondo con el presidente fue su intento de imponernos el partido único. Le dijimos que era un error histórico. Eso nos costó que nos sacaran del gobierno. Chávez nos dijo: "Los que no están conmigo y con el proyecto del partido único, se van del gobierno". Hubo mucha presión, mucho chantaje. Una discusión muy fuerte. Al fin se fue casi el 70% de la dirección del PPT al PSUV para quedarse en el gobierno.

¿Pero en este momento, hace dos años, ustedes no rompen con Chávez? A diferencia del partido Podemos (Por la Democracia).

No. Nosotros planteamos nuestra independencia, pero a la vez la participación, desde fuera del Ejecutivo y del PSUV, en el proyecto revolucionario. Planteamos la necesidad de la creación de una dirección colectiva, un espacio para una dirección colectiva, que permitiese discutir cosas que tenían que ver con el gobierno, con el modelo y con la política. Jamás se estableció la dirección colectiva. Podemos rompe, pero se van con la derecha. Cosa que nosotros no aceptamos.

Sobre las reformas constitucionales, que quiso imponer Chávez en 2007, ¿tenían diferencias?

Diferencias sobre todo concernientes a la libertad. Planteamos el problema de la libertad de expresión como elemento clave para la profundización y la ampliación de la democracia. La participación ciudadana tenía que tener vehículos, que son los medios de comunicación. Planteamos que no fuera penalizada la protesta ni ninguna forma de crítica. Dimos una discusión muy fuerte.

Pero al final apoyaron la reforma en el referéndum. ¿Por qué?

Pensamos que todavía había espacios para seguir impulsando las propuestas nuestras y enderezar las cosas, que todavía podíamos incidir en las cosas. Nos equivocamos.

¿Qué pasó después?

El siguiente conflicto se generó por las elecciones a alcaldes, gobernadores y legisladores regionales. Se hizo un acuerdo con el PSUV: Vamos juntos, donde nos podamos poner de acuerdo; y donde no, vamos solos -y nos respetamos los espacios. Fue una gran mentira. Le apoyamos al PSUV el 75% de los candidatos y en un 25% fuimos sin ellos. Chávez nos dijo traidores y que nos iba a desaparecer. Hubo ataques fuertes contra Eduardo Mannuit, un viejo cuadro del PPT, tres veces gobernador de Guárico, porque su hija Lenny corre para gobernadora con el PPT. Y al final ocurrió otro conflicto, cuando algunos compañeros del PSUV decidieron venirse al PPT. Para Chávez, otra traición. Era válido que él había presionado para que una parte del PPT se uniera al PSUV; y era pecado que gente de ellos se viniera para el PPT.

¿Estás hablando de Henri Falcón, el gobernador de Lara?

Antes había otros, pero el caso de Falcón es la gota que realmente hace rebalsar el vaso. Es el punto de quiebre. Henri Falcón renuncia al PSUV, en febrero de este año, y nos pide incorporación al PPT. Revisamos en qué consisten los pecados de Henri para que Chávez le diga traidor. Nos dimos cuenta de que eran los mismos pecados nuestros, los mismos puntos de diferencia: la exagerada centralización del poder; la falta de debate; la dirección personalista; los manoseos a la ley electoral; el pleito con los medios; la restricción a la libertad de expresión; las expropiaciones de empresas; la corrupción... Decidimos aceptar a Falcón en el PPT. Esto fue el pecado más grande que cualquier ser humano hubiese podido cometer, una herejía.

Los empieza a ver como peligro. Sectores descontentos y disidentes dentro del partido único de repente tendrían adónde llegar y seguir en política. Salir del PSUV ya no iba a ser un paso al vacío, o a la oposición. Había una pista de aterrizaje. ¿Es este el problema de fondo?

Sí. Podemos, cuando sale de la alianza con Chávez, se desliza a la derecha. Nosotros no somos de derecha, somos revolucionarios y esto nos convierte en competencia directa al PSUV.

¿Está surgiendo una tercera vía?

No una tercera vía.

¿Surge una posición que rompe la polarización?

Sí. Queremos despolarización en función de un proyecto nuevo de país, que no es el pasado y que no es el presente que tenemos, sino que hay que construirlo. Y para construirlo, la herramienta es la discusión, la apertura, la pluralidad. Nosotros comenzamos esta discusión con los intelectuales del país, muchos de ellos ahora entran como independientes en nuestras listas para la elección de diputados en septiembre. Muchos intelectuales desencantados con el PSUV y con Chávez buscan al PPT como nueva plataforma.

¿Ustedes comparten la manera como Chávez trata de nacionalizar la empresa privada? ¿Qué piensas de la declaración de guerra contra Polar y su dueño, Lorenzo Mendoza?

Es un error. Chávez no entiende la importancia del capital nacional. Además, los trabajadores salen afectados en ese proceso. Lorenzo Mendoza tiene para donde irse, puede mudar su capital. No así las 30 mil familias de los trabajadores de Polar. No podemos compartir una decisión de ese tipo, porque afecta la estructura de producción y además los intereses de los trabajadores. Nosotros respaldamos la posición de los sindicatos de Polar contra la amenaza de nacionalización. Estamos en contra del capitalismo del estado.

¿Por qué crees que Chávez esta vez hace lo que nunca hizo antes de elecciones, radicalizar su posición?

Juega a la confrontación, a la polarización. Es peligroso. Si tú permites que los extremos decidan, el desenlace es violento. Hay que evitar el desenlace violento. El presidente tiende a provocar al sector de la oposición que busca un desenlace más rápido que el desenlace democrático. Lo importante es no caer en la provocación.

Hablando con mucha gente de la oposición, varios dicen que están explorando la posibilidad de que diversos sectores podrían encontrarse en una plataforma de defensa y aplicación de la Constitución: sectores de la oposición progresista, sectores del chavismo descontentos, el PPT, independientes. Básicamente aislando a los extremos, o sea a los autoritarios de derecha y de izquierda. ¿Ves realista esto?

Se está dando en hechos prácticos, sin tener que ponerse de acuerdo; sin tenerse que reunir.

Independientemente de cómo en detalle queden los resultados de esas elecciones, claro es que se va a restituir un parlamento con pluralidad y con mas independencia del ejecutivo.

Sí. Y es muy positivo. Si tú revisas las encuestas, el chavismo duro está entre el 26 y el 27%, y la oposición dura entre el 16 y el 18%. Si la mayoría, que está en el centro político del país, logra imponer una correlación, en la cual nadie puede tener mayoría legislativa sin este centro, este se convierte en la bisagra política. Eso va a dar mayor posibilidad de entendimientos y despolarización.

¿Pero quién articula este centro? No puede ser sólo el PPT...

No, necesita de muchos factores. Además, el 60% de nuestras listas de candidatos ocupan independientes e intelectuales.

¿Cuál es la verdadera alternativa al régimen y proyecto de Chávez?

La democracia socialista. Pero con un planteamiento que va más allá de la socialdemocracia, con dos elementos nuevos que nosotros incorporamos: el elemento ético y el elemento productivo. Partimos del principio que en un esquema rentista no es posible construir ningún modelo social equilibrado y de participación activa de todos sus miembros.

Hay muchas definiciones de socialdemocracia aquí en Venezuela. De Acción Democrática, pasando por el MAS, Podemos, Un Nuevo Tiempo, gente como Petkoff, Leopoldo López y Capriles, hasta ustedes... ¿Algún día se encontrarán para construir una fuerza grande y mayoritaria?

Incluso en el seno del PSUV hay muchas visiones que tienden a la socialdemocracia.

¿Podría entre toda esta gama crearse un polo nuevo que rompa la polarización?

Podrá ser, aunque algunos que mencionas me parecen más bien de derecha.

Da la impresión que todavía hay mucho sectarismo por superar. A lo mejor ustedes no quieren reconocer que en la oposición hay un movimiento hacía la izquierda...

No sé. Por el momento, nosotros estamos haciendo un gesto de apertura hacía el otro lado, el lado de la izquierda. En algún momento habrá que abrirse hacía el centro. Si revisas la conformación de nuestra lista electoral, hay un candidato a diputado por el Estado Aragua, Samuel Ruh, que viene de ser superintendente del gobierno de Chávez; Margarita López es una de las intelectuales que participó abiertamente con Chávez; Orlando Chirino viene de las fuerzas chavistas de los trabajadores; Vladimir Villegas fue embajador y vicecanciller de Chávez; Yoel Acosta Chirinos fue uno de los tres oficiales que con Chávez fundaron el movimiento bolivariano. Además los Manuitt y Henri Falcón...

Todos están convergiendo en el PPT, porque ya no hay espacio en el PSUV...

Están convergiendo con el PPT, pero no son militantes, ni queremos que sean militantes.

Pero si es así yo entiendo perfectamente porqué está enojado el comandante...

Claro que sí. Se está volviendo a conformar la izquierda venezolana, fuera del PSUV. Además hay gobernadores que se van a sumar a esa propuesta.

Entonces, ¿ustedes se van a constituir en una oposición diferente?

Como la fuerza proactiva de la sociedad venezolana que permite ir más allá de los extremos. Y que pueda generar los consensos que sean necesarios para construir la Venezuela del futuro, donde no le vamos a dar prioridad a lo político, sino a lo social. Es uno de los errores históricos que ha cometido el Presidente Chávez en este tiempo que lleva en el gobierno, descuidó lo social y convirtió en eje central lo político.

Esta bien, yo entiendo que no se quieran definir como oposición, porque eso tiene otras implicaciones. Pero uno o es gobierno o es oposición.

Hay cosas, como algunas misiones sociales, que tienes que mantenerlas vivas. Pero hay otras cosas que no puedes apoyar, y que te vas a tener que oponer. La política de nacionalizaciones, el ataque a la Polar, a esto hay que oponerse.

Una última pregunta. De todas las experiencias múltiples sabemos que cuando en movimientos revolucionarios alguien usa la palabra "traidor", la represión está cerca. ¿Ustedes podrían ser sujetos de represión?

Claro, ya está ocurriendo, Eduardo Manuitt está fuera del país producto de un juicio que se le levantó sobre una cosa que había sido cerrada por dos aires acondicionados. Tenemos a un ex alcalde (Carlos Chancellor) que salió electo por el 70% de los votos, y por oponerse a una concesión minera en el Estado Bolívar y por pedir explicación sobre 15 millones de dólares, tiene 4 años preso y lo acaban de inhabilitar para que no pueda ser diputado. Hay persecución contra nosotros, pero este es el reto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada