martes, 16 de noviembre de 2010

“Cada administración del Metro ha sido peor que la anterior”

En su columna de este martes, Vladimir Villegas rechaza los hechos suscitados el pasado viernes en el Metro de Caracas. Para Villegas, “cada administración del Metro ha sido peor que la anterior”. Además, el columnista sugiere al Presidente y a sus ministros viajaran de incógnito un lunes o un martes cualquiera, en hora pico, para que entiendan de lo que se trata”. 


Son realmente indignantes y sorprendentes las imágenes de las detenciones que se produjeron en el Metro de Caracas el pasado viernes, cuando un grupo de ciudadanos ejerció su derecho a la protesta contra el cada vez mayor deterioro de este servicio público que otrora fue motivo de orgullo para los caraqueños.
Y da pena ajena que se pretenda endilgar el mote de terroristas a quienes asumieron la iniciativa de salir a expresar su repudio a lo que ya constituye una rutina, la repetición diaria de paralizaciones al servicio como consecuencia de las fallas operacionales que se traducen en pérdida de tiempo, retardos en la hora de llegada al trabajo e incluso peligro de sufrir daños físicos.


Más allá del método de protesta utilizado para repudiar todo este cuadro de inoperancia gerencial, la respuesta del Gobierno no deja lugar a dudas. Y se parece cada vez más a las que dieron las administraciones del bipartidismo.
En lugar de asumir una postura autocrítica y humilde, en vez de asumir que cada administración del Metro ha sido peor que la anterior, lo mejor y lo más fácil es criminalizar la protesta y catalogar de terroristas, como le escuché a decir a sindicalistas de la empresa, a ciudadanos que sinceramente tienen derecho a arrecharse y a exigir que se les trate con dignidad.
Ojalá el Presidente y sus ministros viajaran de incógnito un lunes o un martes cualquiera, en hora pico, para que entiendan de lo que se trata. Y que lo hagan acompañados de la defensora del pueblo o de la junta directiva del Indepabis, que también tienen mucho que decir y poco que callar frente a la calamidad en la cual se ha convertido este servicio.
Lo curioso del caso es que han transcurrido numerosas administraciones y nadie ha sido sancionado por el deterioro del servicio, por la irresponsabilidad e incapacidad con la cual se ha dirigido esta empresa del Estado. La Asamblea Nacional no ha realizado ninguna investigación exhaustiva ni mucho menos ha aprobado algún informe en el cual se deje en claro qué se hizo con los presupuestos asignados a la organización, si estos fueron suficientes o no, si se diagnosticaron a tiempo los problemas del servicio o si se realizó o no el mantenimiento debido a los equipos. Aquí no hay culpables, sino los 35 que se atrevieron a protestar.

Y la señal es clara, de la protesta al terrorismo sólo hay un paso. Así que todo el mundo calladito, paciente y sonriente esperando al próximo vagón, aunque este se demore 40, 50 minutos o más.


Lo significativo es que los detenidos por estos hechos no son ningunos oligarcas o sifrinitos, como lo señaló un sindicalista psuvista a VTV. Equivocados o no en su forma de protesta, se trata de gente del pueblo llano, del soberano, de hombres y mujeres de quince y último, que deben viajar en metro para llegar a sus puestos de trabajo. El pueblo “mesmo”, pues… El que tenga ojos que vea.
Mario en la radio. Desde hace dos semanas, mi hermano Mario Villegas volvió a sus andanzas radiales. Sale el Sol es el nombre de su nuevo espacio, que se transmite en Radio Continente 590 AM, a partir de las 7:30 de la mañana.
Allí Mario se ocupa de la política, de economía, de salud, de temas diversos y de practicar lo que siempre ha hecho, con su estilo, un periodismo equilibrado, sin renunciar a sus posturas políticas bien conocidas en el país. Así que éxitos a Mario en esta nueva etapa de su actividad como comunicador social de dilatada experiencia.
Condolencias. A la colega periodista Martha Rodríguez Miranda y a su familia nuestra solidaridad por el fallecimiento de su padre, el veterano hombre de medios Rodolfo Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada