martes, 17 de mayo de 2011

Vladimir Villegas: La denuncia de Jose Vicente

El  ex vicepresidente José Vicente Rangel ha denunciado que hay sectores de la oposición interesados en generar violencia para sabotear el proceso electoral de diciembre de 2012, pero no presenta ningún elemento que permita constatar tan grave afirmación.


Durante su programa en Televen, Rangel ha admitido, sin embargo, que la absoluta mayoría de los factores que integran hoy la oposición están claramente identificados con la idea de participar abierta y democráticamente en los comicios del venidero año.

Si José Vicente tiene conocimiento de una situación como la que denuncia lo saludable es que no se vaya por las ramas y aporte datos específicos, porque de lo contrario se verificará lo que presumen no pocos venezolanos, en el sentido de que, como parte de su estrategia electoral, desde el Gobierno se pretende propiciar una repolarización que lo oxigene y que le ayude a recuperar la confianza de sectores decepcionados por las promesas incumplidas, por la corrupción, la galopante inseguridad y la carestía, cuando no escasez, de los alimentos.

Cualquiera con dos dedos de frente sabe que una agenda violenta por parte de factores opositores le haría el juego perfecto a un gobierno que apuesta por la emocionalidad del elector y no por su racionalidad. Ya no estamos en los primeros años de esta década, cuando efectivamente la agenda opositora era manejada por factores irracionales que buscaban dar el palo a la lámpara. Y sí estamos ahora en una nueva situación, con una porción del electorado chavista que comienza a ver la realidad con un sentido crítico peligroso para quienes detentan el poder. La oposición, y eso lo sabe y lo admite Rangel, camina por la senda democrática, a excepción, según ha dicho el ex vice en su programa, de grupos pequeños que él no identifica. Eso de decir el pecado y no el pecador tiene validez cuando se trata de resguardar una fuente, pero en casos como estos la no presentación de pruebas o datos creíbles banaliza su denuncia y la convierte en una trampa cazabobos para victimizar al Gobierno y calentar el ambiente político con claros fines electorales. La violencia no está en la mente ni en el ánimo de millones de venezolanos que hoy coinciden en la necesidad de un cambio y en el deseo de que el proyecto de país plasmado en la Constitución de 1999 se ponga en práctica y deje de ser un comodín retórico de un Gobierno que lo ha dejado de lado para retrotraernos a un megacentralismo y a un neocaudillismo absolutamente reñidos con los valores de una democracia verdadera, como la que se dibuja en nuestra aporreada carta magna.

La agresión al Chiro; Absolutamente repudiable y repugnante la vil agresión contra el colega y amigo Manuel Isidro Molina, víctima de una brutal paliza que le propinó un malandro que tal vez actuó pagado por algún factor de esos que han sido denunciados por el Chiro Molina en sus columnas dominicales. Ese tipo de violencia, concreta y desgraciadamente impune, es la que hay que detener, José Vicente.

No hay que hacerse de la vista gorda frente a situaciones como la ocurrida a Manuel Isidro, a quien deseamos pronta recuperación.

Cristóbal Guerra: Nuestra solidaridad también con otro valioso periodista, Cristóbal Guerra, un tremendo ser humano, excelente profesional, hombre de radio, prensa y televisión, además de docente universitario, que hoy atraviesa por serios problemas de salud.

Lo necesitamos de nuevo en el frente de batalla del periodismo deportivo, donde es una referencia de calidad y ética profesional mezcladas con la característica dosis de poesía que cotidianamente le pone a su trabajo.

vvillegas@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada