viernes, 30 de julio de 2010

Articulo de Ramon Escalante "La disyuntiva de PPT"

¿Qué tan grande o tan importante es el partido “Patria para Todos” para que ahora se disputen su apoyo el presidente Chávez, el gobernador Falcón y la oposición? Claro que no es un gigantesco partido de masas como AD antes y ahora el Psuv sino una modesta organización que jugando con inteligencia a la política han logrado sobrevivir y potenciarse como una estructura valiosa.

Recordemos que el PPT fue una escisión de la Causa Radical, la estructura de Alfredo Maneiro, originalmente de cuadros, con una concepción estratégica de avanzada, al punto que en los tempranos años ochenta, cuando todos los partidos querían ser nacionales, la Causa R se atrincheró en Guayana y logró el fenómeno de romper el bipartidismo, ganar la gobernación con Andrés Velásquez y con éste mismo casi ganan la Presidencia en 1993.

Ya en la época del chavismo, Causa Radical derivó hacia la extrema oposición y el PPT se mantuvo aliado del “proceso”. Pero cuando el Jefe de Estado quiso subsumir todos las organizaciones adherentes en un partido único, se rebelaron contra la directriz presidencial y con esa decisión salvaron, no sólo su independencia, quizás su misma vigencia política.

Pasando “agachados”, soportando con estoicismo las malas épocas, perdiendo dirigentes que pasaban al Gobierno, toreando las invectivas, los desaires y descalificaciones, PPT llegó a 2010, cuando el país busca desesperadamente una opción de centro, que no siendo propiamente opositora tampoco se rinda al chavismo, y las circunstancias lo van llevando a encarnar ese rol.

A la hora de escribir estas líneas, ese partido puede darse el lujo de elegir entre obtener varias postulaciones “salidoras” en alianza con el Psuv o salir con su propio tinglado, con un mercado cautivo que cuando menos alcanza el cuarenta por ciento del electorado, es decir, los ni-ni o imparciales, más los chavistas desencantados y los opositores no identificados con la “Mesa de la Unidad”.

De aquí en adelante, la tesis extremista será el primer gran peligro para Henry Falcón y los dirigentes del PPT. Porque imagino que cada entrevistador de televisión, comentarista de radio o prensa querrá arrancarles alguna furibunda declaración contra Chávez, al estilo Felipe Mújica o Marta Colomina. Pero su gran reto debería ser mantenerse en una posición centrista, equilibrada, que reconozca los aciertos del gobierno pero que también denuncie sus errores, y a la vez tienda puentes a la oposición moderada, buscando abrir la Tercera Vía que Venezuela necesita desesperadamente.

Si la oposición no ha logrado sacar a Chávez tras once años, y si Chávez no logra desarraigar a la oposición de sus nichos fuertes, está claro que el diagrama político venezolano presenta una trabazón y creo que al PPT corresponde ensayar una llave para destrancar ese juego.

Otro tema es el de Henry Falcón como figura de la política nacional y eventual candidato presidencial. Tiene imagen, formación (no en balde proviene del mismo postgrado de ciencias políticas que cursó Hugo Chávez), y recursos, pero a mediano plazo necesita un programa. En esencia, lo que le ha hecho falta a la oposición tradicional. Que promueva su concepción propia de país, sus tesis sobre política social, economía, nacionalismo, petróleo, atención a las minorías. No caer en las simplonerías de la tradicional oposición que todo lo crítica sin decir qué harían estando ellos al comando de las situaciones. Tanto o más que estructura, cuadros y maquinaria, al PPT le correspondería darle al Gobernador ese andamiaje conceptual con un temario amplio y específico en el cual participen muchos sectores de la vida nacional.

Al PPT le vienen meses cruciales, momentos duros, especialmente porque el Gobierno hará todo lo posible por atraerlos o desgastarlos y la oposición para sumarlos como uno más de su coro monocorde. La risible tesis del “chavismo sin Chávez”, merecería una respuesta integral, porque la Venezuela del futuro no podrá ser sin los chavistas, pero tampoco sin los opositores, tampoco sin los neutrales. Que en su estrategia inmediata demuestran ser de veras, la apuesta de una “Patria para Todos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada