lunes, 12 de julio de 2010

Mensaje de LENNY MANUITT a su pueblo Guariqueño


Amor con amor se paga

Amados guariqueños, les quiero hablar desde lo profundo de mi corazón que es de ustedes también, les quiero trasmitir el día de hoy un mensaje de acompañamiento y recibir de ustedes ese gesto que siempre me han dispensado a lo largo de mi lucha por mi querido estado Guárico, quiero además, su atención, su mirada, su respuesta y el amor que me han profesado por siempre.


Como es sabido por todos, he sostenido una tregua frontal contra la inseguridad, el maltrato, la desidia, el hambre, la injusticia social y todos aquellos tormentos que no permiten la felicidad suprema de mis compañeros y compañeras. Cada uno de los que hoy me leen saben que durante mi gestión en el parlamento guariqueño fui un puente entre sus necesidades y mi mano amiga. He sido una hija más de estas pampas guariqueñas, que me vieron nacer y hoy por hoy me han visto crecer y trabajar en pro del engrandecimiento de este hermoso poblado que dibujan sus habitantes.


También saben que hoy me encuentro afrontando una nueva cruzada por la reivindicación de todos nosotros y sólo es posible verla cristalizada con su apoyo el próximo 26 de septiembre cuando acudamos a elegir los nuevos diputados y diputadas de todo el país, por este estado, me encuentro nuevamente presentándome junto a un grupo de compañeros de combate, los cuales nos sentimos comprometidos y por eso decidimos postularnos como reconocimiento de un valiente pueblo que siempre ha apostado por personas que emanen de sus necesidades, de sus sueños y angustias.


Ustedes, mujeres y hombres que dispensa su tiempo para leerme, este mensaje cargado de profundo sentimiento es tuyo, necesito que estas palabras que hoy brotan desde mi corazón lleguen a todos los rincones, principalmente a mis tiernos abuelos y abuelas de mi patria, a mis niños y niñas que no dejo de recordarlos, díganle que aquí me encuentro nuevamente, que nunca mi alma ha dejado de sufrir por sus múltiples calamidades y en cada recorrido por las anchas llanuras de mi estado, cuando palpó el sudor de mis campesinos en las faenas diarias del campo, cuando presencio la rudeza del sol en los huertos, cuando veo los rostros desfigurados por el hambre y las injusticias políticas, los humillados por sus ideas y cultura, los aterrorizados por la violencia, es cuando digo, que por todo este panorama que hoy vivimos en Guárico, es que me llama la lucha.


Necesitamos saber que somos muchos con considerable fuerza y espíritu y presencia de ánimo, que no estaremos callados e inmóviles ante la ignominia que hoy predomina en el gobierno regional. Que saldremos adelante como estado por nuestro sacrificio, devoción y acción reivindicadora.


Honrado pueblo, necesito de tu compañía para alzar la voz por los que han sido silenciados y someterme sólo al clamor de los menos afortunados. Como mujer y madre guariqueña conozco los miles de padecimientos que hoy envuelven a las familias y por cada una de esas calamidades quiero legislar, por la reivindicación de los productores, de los maestros, de los médicos, policías, administradores, trabajadores de la economía informal, niños, niñas, adolescentes, economista, odontólogos, periodistas, abogados, hombres y mujeres que hacen vida en este amplio estado.


El desaforado afán de muchos aspirantes, lejos de dar realce a su campaña, los convierte en ejercicio de merolico (vendedor callejero que atrae a los transeúntes con su verborrea y los embaucas con ofertas engañosas), aquí me tienen, como siempre, a diferencia de aquellos que ofrecen, yo quiero presentarles un trabajo que ya he emprendido desde siempre por el amor que guardo por ustedes.
Me despido, agradeciéndoles el apoyo que me han entregado. Es necesario que el entorno social no se nos haga lejano. Por Guárico mi compromiso inicia por los más necesitados

Los Amo profundamente, Lenny Manuitt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada