miércoles, 16 de marzo de 2011

Cae producción de plátano en predio que tomó el INTI

Entre las 47 fincas que fueron intervenidas por el Instituto Nacional de Tierras en diciembre pasado en el Sur del Lago, en Zulia, se encuentra el Fundo Hoya Grande, que tiene una extensión de 407 hectáreas dedicadas al cultivo de plátano. Es considerada como una finca modelo por el alto nivel de producción y la tecnificación que tiene.

El Presidente Hugo Chávez durante su programa Aló, Presidente, manifestó este domingo que el Fundo Hoya Grande, que ahora es una Unidad de Producción Socialista, se encontraba paralizado y fue reactivado luego de la intervención.

Además, el vicepresidente de la Corporación Venezolana de Alimentos (CVAL), Joel Morales, señaló que la finca se encontraba por debajo del promedio nacional de producción, con rendimiento de 5,6 toneladas por hectárea.

Sin embargo, los productores del plátano del Sur del Lago aseguran que el fundo antes de la intervención tenía un rendimiento promedio de 9 toneladas de producto por hectárea y actualmente produce sobre las 4 toneladas por hectárea.

Hoya Grande era conocida como la hacienda de mayor producción de plátanos para exportación.

Fuentes vinculadas a la antigua administración de la finca señalaron que la producción de ha disminuido significativamente, pues no sólo se descuidó el mantenimiento de las plantaciones durante el proceso de intervención, sino que también la modificación en el esquema de trabajo afectó el rendimiento del fundo.

La falta de atención a los cultivos ha derivado en la proliferación de una plaga conocida como Sigatoka, que ha contribuido al desplome productivo.

Esquema poco rentable

El presidente Chávez ordenó elevar la producción del fundo al 10 toneladas de plátano por hectárea lo que, bajo el esquema de producción que están implementando ahora en la finca, luce inviable.

El mandatario destacó que con la llegada de la revolución al fundo Hoya Grande acabaron con la esclavitud y se reivindicó a los trabajadores, mejorando sus condiciones laborales.

"Igualamos el salario rural al mínimo (...) Salario mínimo, cesta ticket, seguridad social. Las peladoras cobraban era por canasta, por cesta", expresó Chávez.

Sin embargo, los productores de plátano de la región explicaron que quienes laboran en plantaciones de plátanos trabajan bajo el esquema de contratación, pues de esa manera se garantiza una mayor producción para la finca y mejores ingresos para el trabajador.

Rubén Darío Barboza, productor de plátano de la zona, señaló que con la unificación del salario mínimo a los trabajadores el rendimiento será bajo. "Si todos ganan lo mismo la producción no crece, porque trabajen o no el pago está garantizado".

"La implementación de ese modelo en la finca Hoya Grande preocupa al resto de los productores, porque los obreros van a asumir una actitud cómoda y producirán mucho menos", expresó Barboza.

Destacó que si baja la producción los productores no están en capacidad de garantizar el pago de salario mínimo, pues el Estado es el único que puede asumir las pérdidas de sus tierras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada