jueves, 17 de marzo de 2011

Farruco S.A

Por Teodoro Petkoof
 
¿Será necesario explicarle que el tal Farruco Sesto es un pillastre de marca mayor, que viene despachándose y dándose el vuelto desde hace años, viviéndose a la "revolución" y seguramente contando con que su asqueroso y repugnante modo de jalarle bolas a usted le asegura la impunidad para esta sarta de vagabunderías.
 
Casi nadie sabe que detrás del Panteón Nacional se está construyendo un panteón particular para Bolívar. La obra está a cargo de la Oficina para Planes y Proyectos Especiales de la Presidencia de la República (OPPE), ahora convertida en Fundación, con la sigla FOPPE. 

Esta oficina está en manos de Farruco Sesto y el director de la ejecución de sus obras es el arquitecto Lucas Pou Ruan, no sólo amigo sino socio de Farruco desde hace años, en la firma "Sesto y Pou Consultores", de la cual forma parte también Carlos Pou, hermano de Lucas. 

Esta empresa fue encargada de varios proyectos de construcción durante los primeros años del régimen. Posteriormente la firma fue disuelta y en su lugar apareció la contratista "Opus 18 Desarrollos C.A.", cuyos socios principales son, mire qué casualidad, los hermanos Lucas y Carlos Pou. "Coincidencialmente", esta empresa asumió la construcción de la Villa del Cine, en Guarenas, otorgada a dedo por el ministro Farruco Sesto a sus socios, con el argumento cínico de que tratándose de "una obra artística no era necesaria ninguna licitación". 

Recientemente, con motivo del bicententario del 19 de Abril, fue erigido en la plaza de San Jacinto un horrendo obelisco de 48 metros de altura. Chávez encargó de la obra a la FOPPE. 

¿Quién levantó ese bodrio escultórico? Pues, mire qué nueva casualidad, aunque nunca se mencionó el nombre de la empresa constructora ni el costo de la plasta, quien declaró sobre ella, exponiendo todos sus detalles y "méritos" artísticos, fue el caballero Lucas Pou, directivo de la FOPPE, socio de Farruco. 

A todas estas, cuando Farruco fue designado viceministro de Cultura, todavía en el Ministerio de Educación, fue creada la empresa constructora "Pemegas C.A.", cuyos directivos son los hermanitos Pou y un señor llamado Juan Luis Sesto, por pura coincidencia hermano mayor de Farruco, quien obviamente representaba sus intereses. 

Este Sesto vendió en mayo de 2007 el 33% de sus acciones a los otros socios, Pou y un tal Igor Flasz. Desde 2006, "Pemegas" forma parte de las contratistas de Pdvsa y ha realizado obras y prestado servicios, tanto a la petrolera como al Ministerio de Salud, al Inavi, a los ministerios del Ambiente e Infraestructura y a la Defensoría del Pueblo. 

"Pemegas" ha tenido varios cambios en su directiva y en la composición de sus accionistas, pero siempre figuran los Pou. Por ejemplo, Lucas Pou y Flasz vendieron sus acciones, ¿y quiénes las adquirieron? Pues, entre otros, la señora Cecilia de Pou y la señora Judith de Flasz. Familia que guisa unida permanece unida.
Ahora bien, Señor Presidente, todo esto y mucho más está registrado y notariado. 

En la edición de El Mundo del miércoles 9 de marzo aparece un amplísimo reportaje sobre este caso de atraco a la Nación, con todos los detalles sobre la conformación de estas compañías para los guisos de Farruco. ¿Usted no sabe nada de esto? ¿Será necesario explicarle que el tal Farruco Sesto es un pillastre de marca mayor, que viene despachándose y dándose el vuelto desde hace años, viviéndose a la "revolución" y seguramente contando con que su asqueroso y repugnante modo de jalarle bolas a usted le asegura la impunidad para esta sarta de vagabunderías. Esto es con Usted, Presidente. ¿Usted ni siquiera va a ordenar una averiguación? ¿Nada de esto le resulta sospechoso?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada